Crónica de un Viajero del Tiempo

¡Bienaventurado aquel que halle mi oasis en mitad de este vasto desierto de la red!

Enhorabuena, por el motivo que sea, has venido a parar a este diminuto rincón de internet que he reclamado como mío. Y no, no te preocupes, que esto no es una casilla del Monopoly hasta arriba de hoteles, puedes quedarte el tiempo que quieras, ¡y gratis!